jueves, 13 de febrero de 2014

Cómo comer fuera de casa si estoy a dieta

Si estoy a dieta: Cómo comer fuera de casa. Es una pregunta común a todas las personas que si bien no quieren salirse de su dieta tampoco quieren pasar hambre cuando no comen en casa.


Si estás pensando Cómo comer fuera de casa, te voy a dar consejos…




Son unos pocos trucos que te servirán cuando salgas a comer a un restaurante o a la casa de amigos.


Si estás a dieta presta atención a Cómo comer fuera de casa:


Dado que cuando sales a comer fuera de tu casa no sabes exactamente a qué hora servirán la comida, si vas a comenzar esta reunión con un plato de entrada o simplemente se servirá el plato principal:


No es conveniente que pases mucho tiempo sin comer y deseando la comida. De hecho debes comer cada tres horas.


Por ello come algo Light antes de salir de casa, puedes beber un jugo natural recién exprimido y sin azúcar, puedes comer un yogur desnatado y ya podrás atravesar el período de abstinencia hasta que te sirvan la cena.


Si es que no has comentado que te encuentras haciendo una dieta para adelgazar y de pronto cuando te sirven la comida te das cuenta que no es el plato de comida que esperabas, ya que esa comida engorda…


No te desalientes, no tienes necesidad de dejar de comer.


Comparte esa porción d comida con otro amigo.


Acompaña esa comida con una buena ensalada. Seguramente encontrarás la posibilidad de acompañar esa comida con ensalada.


Por el contrario si en lugar de haber salido a cenar a la casa de amigos has elegido ir a un restaurante, te resultará más fácil manejarte con tu dieta.


Cuado llega el momento del postre, deja de lado los helados y todo postre que sabes que engorda. Elige una ensalada de frutas.


Si la idea era la de ir a comer emparedados, prefiere los preparados con pan integral o pan árabe y llénalos de hortalizas acompañando un carne de ave.


Si quieres saber como comer fuera de casa si estoy a dieta, en el caso de que leves tu comida a tu trabajo, puedes llevarte fruta como una manzana cortada en trozos.


 Obviamente dado que la manzana se oxida la debes rociar con un poco de jugo de limón. Además de poder comer manzana como postre, también te servirá para comerla a media mañana como colación.



Recuerda que cuando sales a comer a un restaurante siempre te conviene comenzar con una ensalada abundante de vegetales, luego podrás comenzar con tu plato principal.


Si vas a comer a la casa de amigos procura que todos estén enterados que te encuentras haciendo una dieta para adelgazar. De este modo todos incluso tú te sentirás con mayor tranquilidad a la hora de comer.


Si quieres leer más consejos te recomiendo: como comer cuando nos toca hacerlo fuera de casa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario