sábado, 26 de octubre de 2013

Aprender a correr para adelgazar

Aprender-a-correr-para-adelgazarAunque te parezca extraño necesitas Aprender a correr para adelgazar. Sabes que corriendo puedes quemar más calorías que caminando, se trata de un ejercicio aeróbico de alta intensidad por lo cual quemarás más calorías y adelgazarás rápido.


Por ello te voy a dar consejos para que puedas correr correctamente para perder peso sin lesionarte, Aprender a correr para adelgazar.



Tal vez tu sobrepeso no te permite correr pero puedes adaptar estos trucos para correr con caminatas rápidas en lugar de correr.


De todos modos vas a hacer un ejercicio aeróbico que te ayudará a perder grasa.



Al correr necesitas de una buena oxigenación, por ello necesitas correr al aire libre. Sal a un parque a correr o a una plaza.


Si bien el ejercicio físico te ayuda a liberar endorfinas, las hormonas de la felicidad, si lo haces oxigenándote potencia su producción.


Debido a que se trata de un tipo de ejercicio de alto impacto debes cuidar tus articulaciones y músculos precalentando, es decir precalentando y elongando antes de comenzar a correr o a caminar rápido. Si no lo haces con total seguridad te lesionarás.


No es necesario que después de precalentar y elongar comiences a correr como si se tratase de una carera, no corras a toda velocidad, hazlo lentamente y de todos modos estarás quemando calorías y tendrás una mayor existencia para llegar a lo 50 minutos de ejercicio.



Si quieres quemar más grasa corriendo alterna la velocidad, reduciéndola y aumentándola. Al alternar la intensidad también quemarás más calorías.


Varía en un misma sesión caminando durante unos minutos, luego caminado un poco más rápido que un paso de paseo, luego comienza a correr despacio y aumenta la velocidad de la corrida y regresa a una caminata.


Si sales a correr a un parque para adelgazar busca lugares donde también puedas trotar para ir alternando el ejercicio.


Busca subidas y bajadas para intensificarlo y necesitar mayor energía que se traducirá en la quema de los depósitos grasos.


Nunca provoques a tu cuerpo con una sobre exigencia, escúchalo. Cuando sientas que ya no puedes seguir corriendo, detente y descansa.


Aprender a correr para adelgazar también requiere que escuches a tu cuerpo para que te detengas cuando sea necesario. Puedes visitar también: bajar de peso corriendo en 1 semana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario