miércoles, 10 de julio de 2013

Tips para quemar grasa cambiando hábitos

Cambiando hábitos puedes quemar grasa. Quieres perder peso con una dieta con alimentos de bajas calorías pero que mantengan tu buena salud, pues de ello se trata los nuevos hábitos.




Quemar grasa cambiando hábitos implica que te reeduques comiendo. Pero de forma tal que incluyas alimentos sanos controlando las calorías aportadas.



Si no te alimentas correctamente corres el riesgo de desnutrirte y si incluyes alimentos que aportan demasiadas calorías no podrás perder peso, por el contrario engordarás.


Además del control sobre la alimentación, que por cierto es importante, también necesitas ayudarte habiendo ejercicio físico.



Es imposible adelgazar sin incluir una rutina diaria de ejercicio cardiovascular.


De hecho tu propósito es el de quemar grasa y la única forma de lograrlo es ejercitando.



Estarás haciendo ejercicio aeróbico, con lo cual quemarás grasa con solo caminar.


Sal a pasear todos los días. Regresa del trabajo caminando hasta legar a casa y sal más temprano para llegar a tu trabajo también caminando.


Es solo una idea para que modificando tus hábitos cotidianos puedas quemar grasa. Lee: rutina para perder grasa y ganar músculo.


Su lectura te será de gran utilidad porque al adelgazar es común que percibas la flaccidez de los tejidos, pero si realizas ejercicios que fortalecen los músculos mantendrás una buena masa muscular a la vez que adelgazas quemando grasa.


Ten en cuenta caminar media hora todos los días de forma contínua sin detenerte hasta llegar por ejemplo a tu casa o al trabajo.


Si sales a pasear por un parque aumenta la resistencia colocándote tobilleras o muñequeras con peso.


Ese peso extra te ayudará a quemar más calorías en el mismo tiempo de ejercicio aeróbico.


Aumenta aún más la combustión de las grasas cambiando frecuentemente la superficie del terreno donde te ejercitas, es decir si un fin de semana lo haces en un terreno plano, la próxima semana haz ejercicio en un plano declinado y en un plano inclinado la semana siguiente.


Aumenta también la velocidad de la caminata, cuando mayor velocidad implementes mayor será la cantidad de grasa quemada.


No obstante antes de comenzar con todos estos cambios no dejes de hacer una consulta con tu médico, pues la rutina de ejercicio físico se debe adaptar a tu condición física y sobretodo si nunca te ejercitaste no olvide comenzar de a poco y luego con el tiempo al ir progresando también progresará el tiempo y velocidad de tus ejercicios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario