domingo, 9 de junio de 2013

Consejos para no engordar en la oficina

Consejos-para-no-engordar-en-la-oficinaEstás haciendo una dieta para adelgazar, pues mientras estás en casa casi no tienes problemas para limitarte a lo que sabes que tienes que comer, pero sin embargo cuando vas a trabajar, en la oficina todo se vuelve más complicado, por eso te voy a dar consejos para no engordar en la oficina, ya que seguramente vas a comer a un restaurante, los locales de comida rápida te resultan tentadores y por cierto tu dieta para adelgazar quedó en el olvido.




No obstante no tienes porque dejar de lado tu dieta si sigues estos consejos para no engordar en la oficina.




A la tarde cuando necesitas tu merienda en lugar de comprar galletas, lleva contigo las colaciones que sabes que puedes comer sin problemas. Ármate bolsitas con fruto secos, la cantidad adecuada para no excederte de ellos, puedes cortar zanahorias para comerlas cuando tengas hambres.





En lugar de recurrir al local de comidas rápidas prepárate tú un sándwich con vegetales y atún, agrégale lechuga, aros de cebolla y tomate, también puedes agregarle pollo en lugar de atún. Además de ello vas a preparar tu emparedado con pan integral y solamente le agregarás un aliño saludable y Light.




Durante el día puedes consumir tantas infusiones como desees en lugar de elegir una bebida gaseosa prepárate una infusión, inclusive puedes levar a la oficina Bolsitas de té verde o de té rojo o el que te agrade y prepárate tú las infusiones que quieras durante el día, ya que todas ellas son saciantes y cuentan con un efecto diurético que te ayudará a eliminar los líquidos.




En el caso de que vayas a u restaurante elige la carne cocida a la parrilla o a la plancha, acompaña la carne con verduras, puedes comer una ensalada de hortalizas y será suficiente para saciarte sin necesidad de elegir un postre, pues en la oficina puedes tener reservada una ensalada de frutas.





No olvides de llevar a la oficina varios yogures de con trozos de frutas o con cereales.




Luego del almuerzo sal a caminar con tus compañeros para hacer un poco de ejercicio físico antes de regresar al trabajo.




De este modo te aseguro que no vas a engordar en la oficina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario