martes, 18 de junio de 2013

Cómo detener la ansiedad con unos simples consejos

Aprende leyendo este post Cómo detener la ansiedad con unos simples consejos. Un ataque de ansiedad o de pánico puede llevarte a comer demás, ya que canalizas esa ansiedad con la comida aunque no tengas hambre…



Cómo detener la ansiedad con unos simples consejos



- Reconoce que la situación que estás atravesando no es tan mala como en un principio piensas. Esclarece tu mente y piensa que no hay nada malo en tu entorno.


- Tranquilízate. Tal vez en medio de un ataque de ansiedad o de pánico sientas nerviosismo, pues es normal pero debes mantener la tranquilidad, para lo cual debes aprender a relajarte y a respirar. Te sugiero que aprendas técnicas de relajación y respiración.




- Si tú no puedes, debes tener a mano el número de teléfono de un amigo, amiga o familiar para sentirte en compañía y pedir ayuda. Una llamada y escuchar la voz de alguien conocido minimiza los síntomas.



- Ten cuidado con los alimentos que incluyes en tu dieta de alimentación, pues muchos alimentos tienen que ver con un ataque de ansiedad. Evita consumir infusiones con azúcar agregado, las bebidas alcohólicas y la cafeína influyen en un aumento del ritmo cardíaco y por ende estimulará el ataque que quieres evitar.


- Apenas sientas que te sobreviene un ataque de ansiedad comienza a respirar profundo. Hazlo inmediatamente. Comenzarás a calmarte y tu mente generará que pienses en cualquier otra cosa y te alejes de la comida.


- Cambia la actividad que te encuentres haciendo en ese momento. Levántate y camina hacia otro sitio para dispersar la mente. Haz una visita a Ansiedad por comer, trucos para controlarla y obtendrás más consejos que te ayudará.



Sigue estos tips fáciles para aprender Cómo detener la ansiedad con unos simples consejos y tenlos en cuenta cada vez que te surja un ataque.


De este modo evitarás comer cuando no tienes apetito. De hecho cuando comes sin tener hambre abres la nevera y sin poder elegir tomas lo primero que tienes a mano, con lo cual seguramente ese alimento que tienes a mano no se trata del mejor para tu plan de alimentación y por ende engordas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario