miércoles, 10 de abril de 2013

Aprende a comer para no engordar

Aprende-a-comer-para-no-engordarLo primero para lograr tu objetivo para adelgazar es refinar la manera en como ingieres tus alimentos, aquí algunos tips


Aprende a comer no solo te ayuda a bajar de peso sino también a no engordar. Hoy en día todo fluye con tanta rapidez que el comer rápido se transformó en un hábito, una mala costumbre que tiene ver con el aumento de peso además de ser uno de los factores de la mala calidad de vida.




Es por ello que para adquirir una buena calidad de vida es necesario aprender a comer para no engordar.


 

 

La rapidez con la que actualmente comen todas la personas a nivel mundial representa una mala alimentación, ya que no existe tiempo para elegir los alimentos. En consecuencia, ante el apuro elegirás alimentos precocidos o procesados que al ser elaborados con azúcares y grasas serán un aporte al aumento de peso.



¿Por qué comer rápido es un mal hábito?


Si comes rápido estarás omitiendo procesos digestivos necesarios para una buena metabolización de los alimentos.


El primer paso del proceso digestivo se lleva a cabo a partir de la masticación.


Si tragas la comida en lugar de masticarla, el estómago recibirá los alimentos sin haber recibido el primer paso, por lo cual se verá obligado a un funcionamiento lento, el alimento permanecerá más tiempo dentro del estómago provocando irritación estomacal, pesadez, acidez y dolor estomacal. La sensación de plenitud no corresponde a haber comido en exceso sino a haber comido rápido.


Luego el alimento seguirá su curso pasando al intestino, pero sin haberlo digerido correctamente, por lo tanto se produce una mala metabolización. Ante esta situación se produce el aumento de peso, hinchazón abdominal, producción de gases y estreñimiento. Síntomas que son potenciados si ese alimento carece de fibras y es alto en aporte de azúcares y grasas.


Por otro lado al comer rápido es muy probable que ingieras más comida de la que necesitas porque pierdes la noción de su ingesta.


Por lo tanto aprende a comer cortando pequeños bocados que luego lo masticarás durante más tiempo. De este modo realizarás una estimulación cerebral, pues le enviarás señales al cerebro provocando sensación de saciedad y en consecuencia necesitarás una menor cantidad de porciones de comida para satisfacerte.


La grelina es una hormona estimuladora del apetito que se reduce cuando comes despacio y a la vez también disminuye otra hormona llamada leptina con una consecuente reducción de la sensación de hambre. Te invito a que leas “cinco hábitos de éxito para bajar de peso rápidamente


Por lo tanto cuando comas ten en cuenta que el primer proceso digestivo se lleva a cabo en la boca, por ello come despacio, aprende a comer para no engordar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario