miércoles, 6 de marzo de 2013

Riesgos y recetas para una dieta crudívora

La dieta crudívora es un tipo de plan de alimentación que incorpora la teoría que implica comer alimentos crudos. Si bien las frutas y las verduras cuando se trata de hortalizas pueden ser ingeridas crudas, otros alimentos necesitan de algún tipo de cocción, ya que de lo contrario como riesgo de la dieta crudívora la intoxicación es potencialmente segura.


De hecho al comer huevos crudos, se puede producir una intoxicación por salmonella, la carne cruda ingerida es propicia de una intoxicación por ischerischia colli. Aunque se trate de ingerir pescado crudo, lo cual muchas veces forma parte de la recetas de cocina, no es apto para todas las personas, ya que por ejemplo las mujeres embarazadas no pueden ingerirlo.



Así como es posible ingerir frutas y hortalizas crudas también dentro de estos mismos alimentos aptos se pueden incluir los frutos secos y las semillas siempre lavando muy bien los alimentos antes de ser consumidos. También puedes leer ventajas de una dieta vegetariana para bajar de peso rápidamente.


El resto de los alimentos necesitan una cocción ya sea hervidos o al vapor cuando se trata de verduras, luego sin aplicar calor para la cocción de los alimentos se puede considerar la fermentación, la maceración y la deshidratación.


Explicados los riesgos de la dieta crudívora, como recetas puedes considerar:


Plátanos al curry:


Necesitas como ingredientes:


Dos cucharadas de curry, 70 gramos de nata líquida, cuatro cucharadas de vino blanco, plátanos, sal y pimienta.


Para la preparación:


Comienza moliendo la pimienta y triturando los plátanos, luego coloca en un recipiente el vino blanco junto con el curry, los plátanos triturados y la nata. Mezcla lentamente los ingredientes y luego agrega sal y ya está listo para servir los plátanos al curry como menú para la dieta crudívora.


Receta de crema de albahaca, jamón crudo y pepino.


Necesitas como ingredientes:


Dos hojas de albahaca, nata líquida, medio kilo de jamón crudo y dos pepinos.


Para la preparación:


Lava y pela los pepinos para cortarlos en rodajas, luego colócalos en un bol.


Corta el jamón en rebanadas y agrégalas al bol junto con las hojas de albahaca machadas y la nata. Mezcla los ingredientes y ya puedes servir la ensalada.


Ya tienes una idea sobre los riesgos y recetas para una dieta crudívora.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario