lunes, 18 de marzo de 2013

¿Cómo dejar de comer compulsivamente?

Si te encuentras bajo un tratamiento para bajar de peso, pero debido a la ansiedad un día de pronto sientes que necesitas saber cómo dejar de comer compulsivamente, pues también puedes sentir la misma necesidad de comer si estás padeciendo sobrepeso u obesidad, ya que esta compulsión puede ser un factor de tu exceso de peso.


Si tu caso es el primer ejemplo debes saber que puedes volver a la dieta después de un atracón.


Sin importar con cual de los casos te identificas, eres comedor impulsivo y necesitas aprender a controlarlo.



Como se trata de una cuestión emocional, no una cuestión por hambre, puedes identificar esa compulsividad si de pronto comienzas a sentir hambre injustificado, una urgencia por comer cuando sabes que ya no puedes tener hambre, pero aunque sientas que te has satisfecho necesitas seguir comiendo hasta que ya no puedas ingerir un bocado más.


Haz tenido un atracón y lo sabes, por ello te avergüenzas. Necesitas saber cómo dejar de comer compulsivamente.


Comes todo cuanto tienes a la vista sin importar de qué alimento se trata, pues por el simple hecho de comer hasta el hartazgo.


Ante este episodio desacelera y piensa en lo que estás comiendo, es decir que mientras comes debes ser conciente del bocado que llevas a la boca.


Antes de comenzar a comer bebe un vaso de agua, pues muchas veces la sed es confundida por el hambre.


Si comes concientemente, una vez que ya te encuentres satisfecho dejarás de comer.


Debes aprender a reconocer tus sensaciones, es decir que debes preguntarte si estás comiendo por enojo, porque te encuentras con estrés laboral o emocional, si las tensiones diarias te provocan la necesidad de provocarte un atracón, entonces deberás evaluar la necesidad de recurrir a un profesional que te ayude a manejar esas sensaciones.


Sin embargo también se encuentra en ti la solución, pues debes pensar si el haber ingerido comida hasta el hartazgo has solucionado tu problema, si te sientes mejor y tu vida ha tomado otro color más atractivo.


Por supuesto tu respuesta será un No rotundo.


Entonces la próxima vez que comiences a comer de forma compulsiva piensa que esa comida no podrá resolver tus problemas.


Nada ha cambiado positivamente en ella, por el contrario tú te sientes con culpa y con vergüenza. Haz comido mal.


Un autoanálisis sin llegar a recurrir a un terapeuta te ayudará a dejar de comer compulsivamente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario