jueves, 9 de agosto de 2012

Comer fuera de casa sin romper la dieta

Comer fuera de casa sin romper la dietaSi hay algo que seguramente a todos nos gusta es salir a comer fuera de casa, ya que forma parte de nuestra cultura, aunque lo malo de ello es que al ir a un restaurante o asistir a una cena con amigos solemos comer de más. En efecto, hay estudios que prueban que las personas ingieren aproximadamente 230 calorías extra aquellos días en los que comen fuera, algo contraproducente sobre todo si estamos tratando de bajar de  peso.



Comer con conciencia.


La solución a esta situación no reside en recomendarle a la gente no ir a comer fuera de casa, ni tampoco lo es aconsejarles que solamente coman platos bajos en calorías, puesto que las personas no salen a comer platillos a base de verduras, sino que en estos casos la idea es salir a comer algo que usualmente no acostumbra a comer en casa.


Teniendo en cuenta los desarreglos que producen en la dieta las salidas a comer fuera de casa, un grupo de investigadores de la Universidad de Texas en Austin ha diseñado una estrategia a la que coincidieron llamar “comer con conciencia en los restaurantes”, la cual se trata de enseñarle a las personas a prestar una mayor atención no sólo a lo que comen sino a cómo se sienten, con el propósito de que se sientan satisfechas con porciones más pequeñas así como dejar de comer antes de que se sientan muy llenas.


Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista Journal of Nutrition Education and Behavior. Por ello, aquí citaremos cuales son las principales estrategias que quienes participaron del estudio debieron adoptar para comer en restaurantes.


Estrategias para comer fuera de casa.


Fundamentalmente, al hacer el pedido y previo a empezar a comer, lo ideal es pedir una cajita para colocar en la misma la mitad  del plato. Está comprobado que cuando se sirven porciones más chicas en el plato, se come con mayor lentitud, ayudando de ese modo a sentirse más satisfecho. Caso contrario, si usted opta por poner la comida para llevar en la cajita, generalmente tenderá a comer de más.


Otra estrategia es pedir aparte tanto la salsa como la mantequilla y el aderezo. De ese modo, se asegurará de evitar consumir calorías indeseadas o sin percatarse de ello.


Por último, no coma aquellas comidas que le den igual. Por el contrario, coma los platos que más le gustan, ya que en ocasiones solemos ingerir calorías de alimentos que realmente no disfrutamos ni deseamos.


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario